LA CANCIÓN DEL PARIA

"... y siempre voy vagando... y si algún día siente, mi espíritu, apagarse la fe que lo alumbró, sabré morir de angustia, más, sin doblar la frente, sabré matar mi alma... pero arrastrarla no" (O. Fernández Ríos)

jueves, 26 de diciembre de 2013

ANDORRA - LA SEÑAL - GENTE NOBLE

Andorra
"Cuando fuiste a Andorra esperaste que pasara algo, alguna señal, un hecho casual motivante para la escritura. Un país diferente con un ensueño muy particular en su pirenaico territorio...


... y pasaste por Erts y llegaste a Pal y te encontraste con casitas muy particulares, de montaña... habías estado en Canillo, donde el Museo de la moto, pero estaba cerrado. Todos los pueblos eran acogedores, pintorescos, Sant Juliá de Loria, Encamp, Escaldes...
... después que reíste como una niña te tiraste en la nieve, saltaste, gritaste, te subiste a una moto de nieve, lanzaste copos de nieve, volviste a reír a carcajadas, empujaste, te deslizaste por la nieve, mojándote la ropa, abrazaste con nieve, tiraste nieve al cielo, te pintaste con nieve la cara, el pelo, el abrigo, te cansaste de nieve de reír gritando recién después te acordaste, preguntaste la hora, por eso de ir volviendo. Esa era la señal. Estuviste envuelta en tu vesanía, tan natural en ti...
Pal - Andorra

...Andorra es una hermosura diferente, simpática, agradable, comercial, particular, casitas de piedra pirenaicas, caminos, sol y nieve, vistas panorámicas, belleza. Y en el final del camino, al que llegaste empujándote a ti misma, queriendo saber, fue que llegó la señal. Un nepente...
(parte del relato "Andorra - la señal" del libro "Gente Noble" 2012 de Federico Marotta)