LA CANCIÓN DEL PARIA

"... y siempre voy vagando... y si algún día siente, mi espíritu, apagarse la fe que lo alumbró, sabré morir de angustia, más, sin doblar la frente, sabré matar mi alma... pero arrastrarla no" (O. Fernández Ríos)

miércoles, 27 de julio de 2011

ITALIANOS EN MERCEDES (5)

LOCOS SOÑADORES DE LA PANZA DE LOS BARCOS

ITALIANOS EN MERCEDES (5)

La sección femenina como tal comenzó a gestarse en 1937. Veamos las primeras socias de la S. Italiana Mercedes, según LIBRO DE SOCIAS DE 1939 A 1944: María Angélica B. de Acquistapace, Paula Gavarone de Alvarez, Blanca Alaggia, Braulia S. de Alaggia, Carmen C. de Alaggia, Josefa C. de Alaggia, Cata R. de Ávila, María Teresa T. de Accinelli, Juanita V. de Abramo, Hilka Besenzoni, Juana Bacciarini, Elvira G. de Bartesaghi, Blanca R. de Battro, Blanca M. de Bianchi, Teresa Z. de Bértola, Enriqueta M. de Broggi, Odila P. de Broggi, Tomasita S. de Broggi, Servanda S. de Bresciani, Carolina Birraschi, Fátima Nydet Zadé de Broggi, Laura Isidora Bianchi, Erminda Julia Bianchi, Zulma Diver Besenzoni, Nilda E. de Baratelli, Emma M. de Borio, Blanca Burroni, M. Julia C. de Bentancour, María P. de Betolaza, Cristina M. de Baillo, Julieta N. de Balseiro, Aída R. de Boneu, Carolina Birraschi, Dora Ritorni de Britos, María M. de Cianzio, Rosita Cianzio, María Julia Ceriani, Nilda María Crosi, América P. de Castelli, Julia P. de Castelli, Blanca Rosa Cabrera, Adela Sbres de Cabrera,Aurora Estela Caputto de Montero, Luisa M. de Caputto, Atilia Lucía Crosi, Luisa S. de Crosi, María A. de Campodónico, Ema C. de Carbajal, Blanca V. de Castromán, M. Celia F. de Cremella, Elisa Gelpi de Chelle, Amalia Rubini de Centurión, María V. de Colmán, Lidia C. de Machado, Blanca Adela Curti, Angélica Capurro, Teresa S. de Capurro, María Celia Cerizola, Laura T. de Chiecchi, Felicia O. de Curbelo, Reina A. de Serianes, Elma Debenedetti, Esther Ducatelli, Elvira R. de Domingorena, Belarmina Amalia Defino, Mafalda V. de Della Santa, Nélida M.C. de Doti, Angela T.Z. de Della Santa, María Luisa Delgado, Olga Diperna, María M. G. de Elutchanz, Angélica R. de Erba, María Teresa Fraquelli, Luisa L. de Fiorelli, Coca F. de Fiorelli, María E. L. de Fiorelli, Luisa Z. de Fenocchio, Lucía B. de Francia, Inés B. de Falcioni, Teresa A. de Falcón, Maruja P. de Fúnes, Manuela V. de Frabasile, Carmen L. de Fernández, Ana R. de Faccio, Angela N. de Friguglietti, Guillermina C. de Ferreira, M. Adela C. de Frabasile, Alba Gandolfo, Mercedes Gavarone, Aurora A. de Giovio, Amanda A. de Giovio, M. Ofelia I. de Gioia, Anita P. de Galarraga, Elvira B. de Gury, Herminia R. de García, Aurora C. de Garay, Celina C. de Gallastegui, Margarita L. de Goicoechea, Rosa R. de Gioia, Juana L. B. de Gioia, Mercedes G. de Gandolfo, Lidia A. Gallastegui, Alcira V. de Gutiérrez, Italia Marta Gavarone, Esther G. de Itxassa, M. Elvira S. de Kelly, María A.R. de Kluver, Isabel Labella, María Esther Larrea, Ernestina E. de Lettieri, María C.B. de Larramendi, Rosa Silva P. de Laborda, Aída Gavarone de Luque, Alcira Maglia Dra., Margarita G. de Maglia, Cristina Mancini de Baillo, Tamar Méndez, Rosita Mazzucchi, Dominga F. de Mazzucchi, María R. de Manzi, Catalina I.T. de Manzi, Estela G. de Menge, María T.R. de Martorano, Carola Marino, Rosa Marino, Margarita Marino, Antola A. de Marino, Margarita B. de Marino, Chichita U. de Marino, Cata Merido, Aurora S. de Merido, Aurora M. de Marfetán, Romelina D. de Magnani, Felicia V. de Martorano, Concepción G. de Mora, Clorinda O. de Morena, María C.C. de Mondada, María L.F. de Moyano, Pura P. de Morales, Blanca S. de Mernies, María J.R. de Martínez, Rosa G. de Martínez, Tomasa R. de Mussio, Delia S. de Mazzucchi, Hilda P. de Matosas, Lidia C. de Machado, M. Angélica R. de Mussio, Esther N.R. de Mussio, Zulma Raquel Mengen, Gloria Manzi, Francisca Ramos de Milesi, Elena Zulma Mussio, Angela Narbais, Luisa Alberta Nocerino, Julieta Nolé de Balseiro, Dominga L. de Navascuez, Margarita T. de Nava, M. Esther S. de Nolé, Esther V. de Orcoyen, María Isabel Oliveros, Blanca A. de Olivaro, Hilda Postiglione de Matosas, Aurora Petraglia, María Carmen Petraglia, María Celina Ponte, Elisa Catalina Ponte, Margarita D. de Putti Pozzi, Josefa C. de Pangallo, Virginia Picasso, Ofelia Picasso, Aurora Picasso, Delia Picasso, Elvira T. de Picasso, Ana M.M. de Padilla, Teresa S. de Perdomo, María Pedrim, Aurora Petraglia de Ritorni, Alicia S. de Patiño, Angela S. de Petraglia, Clara Lilia Rava, Pura Julia Rava, Aída Rocca, María A. Rocca, Eva O. de Racioppi, Mercedes S. de Recioppe, María C. de Ritorni, Rosa Rivara, María T.R. de Rivara, Blanca Rodríguez, María Aída Rodríguez, Teresa A. de Rodríguez, Pastora R. de Rossi, Catalina F. de Rubini, Clorinda D´A. de Rossi, Beatriz Aurora Savio, Lilia América Savio, María Esther Savio, María Rosa Schettini, Gilda Schettini de Vaz, Alicia Sangerman, María Scarpa, Margarita L. de Suffiotto, Rosa R. de Schera, Buenaventura C. de Sangerman, María T. de Sangerman, Zulma D.B. de Silva Plá, Rosa Spera, Lita Spera, Alcira M. Salvo, Irma R. Solari, Reina A. de Serianos, Margarita Telesca, Juana Telesca, Esther T. de Taruselli, M. Inés L.S. de Testagrossa, María Luisa Turuani, María Luisa S. de Torrelli, Olga René Turuani, M. Haydée E. de Tosoni, Leticia Tosoni, María G. Vener, Alcira Vallini, María Carolina Vallini, Juanita Vairo, Lilia A. Viglietti, Blanca Vera, S. R. de Heim, Emma Rosa Zefferino, Teresa W. de Zorzin. Hay más libros, más apellidos en los registros históricos de la S.I.

EL REGLAMENTO DE LA BANDA DE MÚSICA: Según acta en libro: “VERBALE 95 – 3 mayo 1885. Se reunió en sala del Colegio del Sr. Campos la Asamblea General. Se avala la idea de la construcción de la sede social y se acuerdan Bases para la fundación de una banda de música. “Bases. Art. 1 La banda de música creada por la Sociedad Italiana di Mutua Protezione será de propiedad de ésta y llevará su misma denominación. Art. 2 Todo italiano e hijo de padres italianos puede formar parte de esta banda siempre que el Director de ella lo crea apto, debiendo pero en todo caso ser preferido el que sea socio de la Sociedad. Art. 3 La Sociedad creadora proporcionará el instrumental necesario que será distribuido entre el personal de la banda según lo juzgue oportuno el director de ella. Art. 4 Todo alumno que ingrese como aprendiz pagará mensualmente una cuota de doce reales que se destinará al maestro como retribución de su enseñanza. Art. 5 La Sociedad establece un impuesto de un real mensual por cada socio con el fin de reunir fondos para la compra de instrumentos. De lo recaudado de ese impuesto mientras no se concluya de pagar los instrumentos se sacará mensualmente la suma de tres pesos que se entregará al Director por gastos de papel, tinta. Una vez pagos los instrumentos el importe total del dicho impuesto será entregado al mismo Director, quien después de cubiertos los gastos de que se habló más arriba distribuirá lo restante entre los músicos. Art. 6 Es obligación de la banda prestar servicio a la Sociedad que la crea en los días 1º domingo de junio y 20 setiembre y siempre que la Com. Directiva resuelva llamarla, sea cualquiera el local adonde la destine la Com. encargada de las fiestas. Art. 7 Cuando alguna otra Sociedad invite a sus fiestas, paseos o banquetes a la Sociedad fundadora, la banda la acompañará hasta el local de la fiesta si así lo estima conveniente la Com. Dva. Art. 8 La Banda Soc. Italiana di Mutua Protezione estará obligada a concurrir al entierro de los socios que murieren, acompañando el féretro hasta el cementerio, tocando la marcha fúnebre. Art. 9 Aparte de las ennumeradas obligaciones expresadas en los precedentes artículos, la Banda será completamente independiente, pudiéndose reunir para tocar en público o privado, siempre que convenga a su particular interés, no pudiendo pero en ninguna reunión pública o privada tocar ninguna de las marchas sociales. Art. 10 Todo alumno queda responsable ante la directiva del instrumento que recibe, siendo su obligación cuidarlo y conservarlo a su costa. Art. 11 Cuando alguno de los alumnos determinara separarse de la Banda, entregará el instrumento y música, que se le hubiera dado, haciéndolo componer a su costa si tuviera deterioro. Art. 12 Con excepción del 1º domingo de junio, 20 de setiembre, la banda funcionará por los actos de que tratan los arts. 7 y 8 hasta el 1 de enero 1886. Art. 13 La Com. Directiva se reserva el derecho de retirar los instrumentos y anular el presente reglamento reformándolo en todo o en parte siempre que lo crea conveniente. Mercedes, 3 de mayo de 1885, con la firma de Angelo Dufour”. Las actas continuaban escribiéndose en italiano, pero el reglamento para la banda está en castellano. Se nombró primer director a Giuseppe Bonesatti.

ASESINATO DEL REY - Según libro con unas 900 firmas de adhesión: 1900 – “HONRAS FÚNEBRES CON MOTIVO DEL ASESINATO DEL REY DE ITALIA UMBERTO 1º. En la ciudad de Mercedes, a 18 de agosto de 1900. El Comité de Recepción y honras fúnebres en homenaje a la memoria del malogrado Rey de Italia Umberto 1º, reunido en el local de la Sociedad Italiana Di Mutua Protezione ACUERDA: 1º Protestar enérgicamente contra el crimen cometido en la persona del que fue magnánimo Rey de Italia Umberto 1º llevado a cabo por una mano impía y criminal afiliada a una secta de hombres de mente extraviada titulados Anarquistas, empeñados en asesinar a gobernantes buenos para producir el consiguiente disturbio y la consternación en sus gobernados y en general, en todos aquellos hombres de buenos sentimientos, sanos principios, sin distinción de religión ni nacionalidad; como ha sucedido con el desgraciado acontecimiento de Monza, acaecido el día 29 de julio próximo pasado, el que trunchó la existencia de nuestro Monarca. 2º Como acto de protesta se celebrará una procesión cívica que recorrerá algunas calles céntricas de esta ciudad y una Capilla ardiente en el salón en que nos hallamos reunidos en este momento, invitando a las autoridades y reparticiones públicas, Cuerpo Consular, a las distintas sociedades locales y a todo el pueblo nacional y extranjero que quiera asociarse a esta manifestación de duelo y protesta. 3º En conmemoración de este acto solemne y popular, se colocará un álbum en la puerta principal del salón para que puedan firmar espontáneamente todos los manifestantes que se adhieran al pensamiento”. El Presidente, el vicepresidente, el secretario, el tesorero y vocales: Luis Simonelli, Juan Rivara, Gaspar Bianchi, Luigi Renzi, Pedro Beltramo, Vicente Ducatelli, Juan Bautista Salvo y en páginas siguientes las 900 firmas más en adhesión.

CUENTOS DE LA GUERRA. “1917 – “LOS HÉROES DE ITALIA”. Anuncio: “Sociedad Italiana, domingo 3 de junio 1917. La guerra vista de cerca. Un espectáculo original. “Los Héroes de Italia”, con proyecciones luminosas y cinematográficas por el escritor uruguayo Juan José De Souza Reilly, Caballero de la Corona de Italia y corresponsal de guerra de “La Nación” y “Fray Mocho” de Buenos Aires, único periodista argentino que ha estado en los frentes de guerra de Italia, Polonia, Rusia, Francia y Alemania. Primer acto: Himno nacional, Marcha Real Italiana, Himno de Garibaldi, primera parte de la conferencia de Souza Reilly donde el orador contará sus aventuras en el frente italiano y austríaco y episodios heroicos y humorísticos de los bravos soldados, como fue ahorcado Cesare Battisti, mártir triestino; fusilamientos en masa; Peppino Garibaldi; el hundimiento del vapor “Ancona”; los reservistas italianos; un convento de monjas italianas incendiado; el crimen cometido con las monjas. Con proyecciones luminosas y cinematográfo de la guerra, inéditas, tomadas por el mismo corresponsal. En el segundo acto Himno de Mameli (actual himno de Italia), La Marsellesa y segunda parte de la conferencia de Souza Reilly: el martirio de las madres triestinas, las batallas heroicas de Italia, asesinatos de niños y mujeres, la Cruz Roja, el heroísmo de las mujeres, la historia de Oberdan, ingleses y franceses en los campos de batalla, el martirio de Bélgica, escenas de buen humor de los soldados, entrevista con el Rey de Italia, el Cardenal Mercier, la conquista de Monte Adamello, la victoria de Gorizia, ofensiva del río Somme, el heroísmo francés, mujeres de Francia, la tragedia de la Polonia rusa, belgas entre las ruinas, entrevista con Kromprinz y otra con Hindembourg y finalmente la gran marcha épica Verso Trieste. El acto será amenizado por la Banda Municipal. A las 8.30 pm y la entrada general $ 1.” El aviso fue impreso por Tip. Galán.

1960 – EVOCARON LA FECHA ITALIANA Y EL DISCURSO DE CIANZIO. De un diario de la época: “Evocaron la fecha italiana. Importante acontecimiento. La efemérides de la unidad italiana, que señala la culminación victoriosa de la epopeya garibaldina que evoca no sólo el acontecimiento más importante de la historia de la Italia moderna, sino también una de las fechas señeras en la marcha del hombre hacia la libertad, fue magníficamente exaltada en nuestra ciudad. Los actos: las ceremonias se cumplieron en la Sociedad Italiana iniciándose con la ejecución de los himnos uruguayo e italiano, luego palabras del Sr. Salvador Cianzio, del estudiante José M. Fernández y del Agente Consular Don Ángel Mazziotti. Destacamos la actuación del coro del Liceo Departamental y del Instituto I. de Cultura y también de la Tropicana Jazz que amenizó la fiesta social.

Pieza oratoria del Sr. Salvador Cianzio: “En este día de fiesta, nosotros los uruguayos nos adherimos a la gran nación festejando la magna e histórica fecha. Nuestros abuelos, nuestros padres, que supieron enaltecer este día, lejos de su querida patria, no olvidaban de recordar a su gran Italia y como prueba elocuente de que supieron amar también este solar de Artigas, que la consideraban su segunda patria, confraternizaban unos con otros y todos unidos hacían vibrar sus corazones, con sus romanzas, sus cánticos y sus músicas clásicas, jamás olvidadas en el mundo entero. Por eso nosotros no podemos estar ausentes, porque sentimos de Italia en esta fecha del 20 de setiembre, algo muy hondo en nuestros espíritus y dando prueba de reconocimiento, recordamos y festejamos la epopeya de un pueblo noble y generoso que plasmó su unidad nacional en aras de un ideal patriótico, alimentado por hombres extraordinarios como Víctor Manuel, Garibaldi, Mazzini y Cavour, que defendieron unos con el verbo inflamado y otros con su espada, el magnífico postulado de esa unidad que habría de devolver a la Italia inmortal, su grandeza y su esplendor. Nosotros mantenemos la tradición de esa raza laboriosa, honrada, enérgica, que por la prolífera prolongación de su progenie, ocupa sitio de preferencia en todo el mundo, de esa Italia moderna que nos ha hecho conocer las excelsitudes de su arte, el verso de sus poetas, las gracias y sus colores de sus pinceles y los trazos de sus buriles, de sus grandes hombres. Y en esta fecha, al nobilísimo pueblo italiano, cuna de civilizaciones, ejemplaridad de trabajo, pionero desde las primeras épocas de la humanidad, por intermedio de sus abnegados emigrantes y de parte nuestra, vaya el sentimiento afectuoso, traducido en la admiración y el respeto que siempre le hemos tenido. Y para mayor júbilo nuestro, realzamos esta magna fecha con la celebración de los 71 años de la colocación de la piedra fundamental de nuestra Sociedad Italiana de Mutua Protección en nuestra ciudad, el 20 de setiembre de 1889. Casa de italianos e hijos de Italia que se ha construido en el transcurso del tiempo, en orgullo de nuestra ciudad, por la labor que desarrolla en nuestro medio y por su monumental construcción, que se levantara por el genio, el valor y el trabajo de sus hijos, lo que le ha asegurado su grandeza por los siglos de los siglos. La brillantez de esta reunión social merece los plácemes al Sr. Presidente de esta Institución, que conjuntamente con la Srta. Prof. del Instituto Cultural Italiano y sus alumnos, han hecho posible la realización de los festejos de tan recordada efeméride Patria, para ellos muchos aplausos”.

ESOS LOCOS SOÑADORES. Culminamos este nuevo ciclo de “Italianos en Mercedes”, agradeciendo la cesión de material de estudio a la Com. Directiva de la Soc. Italiana Mercedes, en especial a su pte. Walter Toneguzzo. Es sumamente difícil, diríamos imposible, resumir más de 130 años de historia de una institución y más en este caso, con todo lo que significa la inmigración italiana, el aporte cultural y de espíritu cooperativo para la mutua protección en cuanto a médicos, odontólogos, practicantes, oculistas sociales, atención en Clínica médica quirúrgica de los Dres. Cima y Chelle, coberturas en el Hospital Italiano y Soc. Italiana de Montevideo, para los subsidios por enfermedad, por maternidad, para la Caja de Pensiones para los ancianos e inválidos, para honras fúnebres a los socios, para socorrer a familias ante fallecimientos, ante enfermedades. El aporte como sociedad mutualista, incrementada por aconteceres sociales, como el salón biógrafo, el Cine Roma, la Banda Sociedad Italiana génesis de la Municipal, la Biblioteca Social, las fiestas y reuniones, actos o envíos solidarios a los italianos de la guerra, cobijados como sentir en el edificio social que tuvo la colocación de su piedra fundamental 100 años después de fundada la ciudad. Una Mercedes joven, cuyo aporte italiano es fácil tenerlo en mente, dado que los vecinos con ascendencia tana abundan y su influencia en el acontecer social, deportivo, cultural, gremial, político, mutual y de todo tipo también son fáciles de discernir, dados los innumerables apellidos que en forma anónima unos y grabados en forma permanente en el recuerdo otros por su influencia en la sociedad en los más diversos ámbitos, nos traerán siempre presente que bastante tenemos de la madre patria italiana, no sólo apellidos, también caracteres, maneras de ser, sociabilidad.

Los libros, recuerdos, papeles, recortes de diarios, fotos, que se conservan en la Sociedad Italiana de Mercedes describen mucha historia de la ciudad. Arduo trabajo sería resumirlos en la forma de un libro único, pero que sería beneficioso para tener siempre presente y como significación mayor con el paso del tiempo, las bases de la mutua protección que los inmigrantes italianos y sus hijos e hijas mercedarias dejaron como enseñanza.

Es normal subir los escalones de la Sociedad y meterse dentro de su salón social, mirar de reojo el piano y los secretos de la albañilería, casi sin darnos cuenta. Como es normal participar de una reunión en cualquier salón de la Sociedad o caminar los pasillos laterales o quedar uno conversando junto a las rejas de entrada. Valdrá la pena también por un minuto reflexionar ahí dentro y quizás sentir así los mandatos históricos de una institución cuyo peso en la vida comunitaria hará sentirse más orgullosos aún a los italianos vivientes en Mercedes y a los descendientes de cientos de inmigrantes que han engrandecido Mercedes y Soriano a partir de la formación de nobles familias que han tenido en el trabajo diario, en la educación, la fortaleza para continuar el ejemplo de aquellos que una vez vinieron en la panza de un barco, en segunda o tercera clase, con una valija en la mano, tal vez dos o tres niños colgando, la compañía de una esposa o un hermano, el abrazo de un puerto en la despedida y una esperanza de futuro enorme sustentada en el esfuerzo, a comenzar desde la nada y así hacer más grande, noble y trabajadora a nuestra Mercedes, la ciudad de los 222 años, y 131 de ellos con el protagonismo de la Sociedad Italiana, el lugar común de mutua protección de aquellos locos soñadores de la panza de los barcos.