LA CANCIÓN DEL PARIA

"... y siempre voy vagando... y si algún día siente, mi espíritu, apagarse la fe que lo alumbró, sabré morir de angustia, más, sin doblar la frente, sabré matar mi alma... pero arrastrarla no" (O. Fernández Ríos)

lunes, 1 de febrero de 2010

"CARTAS" - "El muchacho que fui que responda" (relato 21)

"¿Dónde estarán los zapatos aquellos, que tuve y anduve con ellos?"
El hombre estaba solo mirando el mar, en un alto en el camino. Una vista impresionante del Mediterráneo en el paseo por la Sierra de la Tramuntana, en la hermosa Mallorca. Desde lo alto mirando el mar, al borde de la carretera que lleva a miles de turistas años tras año para observar la belleza de la naturaleza.
Pasas por un par de pueblos típicamente mallorquines, con casas de puertas y ventanas verdes. Pero el sabor verdadero del paseo, en el sinuoso camino de la sierra, está en las vistas al mar.
Ubicado a prudente distancia del hombre escucho unas guitarras conocidas y surge desde dentro de un coche la voz de Alfredo hablando de candombes y de olvidos.
No sabe uno qué dramas interiores estaría viviendo aquel hombre. Pero su reencuentro a través de la música y del mar, en su soledad, era evidente.
Parecía no percatarse de presencia alguna, porque ni se inmutó. Sólo miraba el mar, quizás más allá del mar, en una suerte de éxtasis.
Al rato sólo dije adiós y él recién ahí giró un poco la cabeza y apenas levantó una mano. Fue el diálogo mantenido. Me pareció ver unos ojos brillosos. No estoy seguro, sólo me pareció.
No sé quien era. No intenté acercarme.
Sólo compartí unos minutos en cómplice silencio, con el mar como excusa.
Habrá seguido inmerso en su propia historia, una de las miles de diferentes historias emigrantes. Parecía calmar su dolor interior con evocación y nostalgia.
Quizás no era como la nostalgia que entiendo, la que es mejor transformar en recuerdos que alienten a disfrutar de lo nuevo.
Me pareció más bien una nostalgia martirizante, qué se yo.
"El candombe del olvido, tal vez si yo le pido, un recuerdo, me devuelva lo perdido".
Tal vez vos sí le hubieses hablado.