LA CANCIÓN DEL PARIA

"... y siempre voy vagando... y si algún día siente, mi espíritu, apagarse la fe que lo alumbró, sabré morir de angustia, más, sin doblar la frente, sabré matar mi alma... pero arrastrarla no" (O. Fernández Ríos)

sábado, 24 de octubre de 2009

AGITADORES DE SENTIMIENTOS

Columna de opinión, publicada en Semanario Entrega 2000 de Mercedes el 23.10.09
Estimado Pepe:
¿Sabes a quién votaría?
Pero antes te diré que la larguísima y circense clasificatoria sudamericana al Mundial ha sido protagonista indiscutida en las últimas semanas por tierras del reino español. El morbo radicaba fundamentalmente en la posible eliminación argentina, de ahí que el encuentro que se jugó en Montevideo apareció con igual dedicación en tiempo y espacio que el que disputaría España, aunque en este caso ya estaba clasificada.
Los medios y el pueblo hablaban del fútbol rioplatense. Tal es así que a la medianoche ibérica muchos se reunieron para presenciar el añejo clásico. Es posible que haya sido uno de los partidos en que Uruguay haya tenido como nunca tantos hinchas "extranjeros", favorecida esta circunstancia por su rival, que sumó muchos contrahinchas "extranjeros".
Vergüenza propia y ajena dio el partido. Como espectáculo, aislándolo de lo que se jugaba, resultó un fiasco. Además los clarines más allá de los Andes volvieron a sonar y entonces el gol chileno vino para traer sosiego.
Cuando los tubérculos queman, las historias de enfrentamiento quedan de lado y los pensamientos más comunes entre rioplatenses era el deseo de la clasificación de ambos.
Lo pobre, consentido por la prensa deportiva española, fue la difusión de las palabras de su entrenador (¿?) que dejaron de lado las imágenes del partido, que aunque eran para el olvido, tampoco vendrían a justificar la difusión de una triste imagen que se da al país vecino.
Cambiando de tema, Pepe, los años que uno lleva fuera de la Banda Oriental hacen que la opinión sobre la misma vaya quedando en la base del recuerdo de lo vivido y por más que se lea o se escuche, por más intercambio de cartas, mensajes o teléfonos, no es lo mismo. La cuestión sobre el voto para los que vivimos fuera de Uruguay es discutible, en donde todos los puntos de vista esgrimen razones valederas. Pero llegado el momento, la hora de la definición está y habrá que ver. Personalmente no me tienta la discusión del tema, pero admito que para muchos otros es un nexo con el país y con sensibilidad profunda. Las corrientes emigratorias se dan por diferentes circunstancias y el voto del exilio político no tiene necesariamente que ser el mismo del económico. Ponerse en el lugar del otro puede ser un buen comienzo para reflexionar sobre el voto del uruguayo residente en el extranjero.
Quizás me arrepienta de lo que dejo escrito, pero al día de hoy me resulta indiferente el tema.
Recomendado por Alejandro leí "Diarios" de Fernando Pessoa (1888-1935) y recibí muy buenas enseñanzas, como que "Las sociedades están dirigidas por agitadores de sentimientos, no por agitadores de ideas".